Cómo organizar un departamento de calidad

El objetivo de un departamento de calidad es mejorar el rendimiento de una empresa, preocupándose principalmente en la satisfacción del cliente, sin dejar abandonado el control y la verificación de la seguridad alimentaria.

Es por esto que es importante tener en cuenta: 

  • Crear un comité de calidad, que estará formado por alguien de cada departamento de la empresa, ellos serán los responsables de implantar el sistema en cada departamento. Lo ideal es que este puesto sea rotativo, de esta forma más gente se implica.
  • Liderazgo, un departamento debe ser el que dirija a todos los departamentos fundamentándose en los objetivos diseñados por la empresa.
  • Máxima prioridad el cliente, la satisfacción del cliente es tu mayor obligación.
  • Constante avance, una empresa que no mejora continuamente es una empresa muerta.
  • Toma de acciones basada en la experiencia, hay que detectar rápidamente los errores para llevar a cabo soluciones.
  • Proveedores, el objetivo de tus proveedores es el mismo que el tuyo, así que la unión hace la fuerza.

debe haber una referencia, una persona que conozca bien las normas ISO, así como el proceso de la empresa, debe ser

Un buen departamento de calidad debe tener una referencia, una persona que conozca bien las normas ISO, así como el proceso de la empresa. Además, es aconsejable crear el comité de calidad el cual está formado por una persona de cada departamento de la empresa, los cuales serán los responsables de implantar el sistema en su departamento. Siendo ideal que este comité sea rotativo para que se implique más gente y haya más toma de conciencia. 

Hay que tener en cuenta el tamaño de la empresa ya que en función de esto las funciones del departamento de calidad serán distintas.

Cuando nos referimos a pequeña empresa el número de empleados se mueve de 1 a 100 y suele haber desde 1 hasta 5 trabajadores en el equipo del departamento de calidad, pero no es necesario que sea a tiempo completo. Las principales funciones: 

  • Cultura de calidad, es decir, infundir calidad desde el principio, concienciar del impacto financiero de la calidad.
  • Realizar un sistema de gestión de la calidad basado en la norma ISO 9001.
  • Reuniones mensuales donde se propongan iniciativas de mejora y se haga autocrítica.
  • Ser conocedores de la función específica de cada trabajador.

Una empresa mediana consta de más de 100 empleados, pero sin superar los 1000 y la organización necesita de un responsable de calidad a tiempo completo. Las funciones:

  • Tener todos los documentos bien organizados.
  • Realizar auditorías internas en la empresa.
  • Proponer soluciones de acuerdo con los hallazgos de auditoría.
  • Hacer reuniones mensuales donde se propongan iniciativas de mejora.
  • Generar análisis de riesgo.

En las empresas grandes organizar el departamento de calidad todavía es más difícil, pero es imprescindible. Uno de los retos para conseguirlo es la comunicación, ya que es difícil con tanta gente.

En las empresas grandes el departamento de calidad se tendrá que separar por equipo de auditores, expertos en innovación, gestores de documentos, especialistas en legislación…

Las normas son dinámicas y por tanto los profesionales de calidad deberán estar actualizados, por ejemplo, con programas de formación como:

  • Diplomado Gestión de la Calidad, para la gestión de calidad.
  • Curso Metodologías, Implementación y Certificación para las mejores metodologías.
  • Un curso de auditor interno para la mejora interna, entre otros.
Software de trazabilidad alimentaria blockchain