¡Haz clic ahora para comenzar tu prueba GRATUITA de 30 días!

Qué es el cold treatment en alimentación

cold treatment

Garantizar la seguridad e inocuidad alimentaria es un trabajo complicado. Sobre todo en ciertos sectores agroalimentarios donde la importación y exportación de materias primas está a la orden del día. Es el caso del gremio hortofrutícola, sector de la industria agroalimentaria que suele verse afectado por ciertas plagas que pueden provocar mermas notorias en la producción a gran escala.

Por ejemplo, la mosca de la fruta Ceratitis capitata suele suponer muchos quebraderos de cabeza a las industrias que desean exportar sus cítricos y frutas de hueso a países como China o E.E. U.U. Otras plagas preocupantes son la falsa polilla o Thaumatotibia leucotreta que puede provenir desde países como Sudáfrica o Zimbabue.

Precisamente, esta plaga preocupa especialmente en naranjas, alimento que ha propiciado ciertos ajustes legales sobre el uso de cold treatment para erradicar la presencia de dicha plaga. Por eso es normal que nos preguntemos qué es el cold treatment en alimentación. En este artículo te lo contamos.

En qué consiste el cold treatment en naranjas

Como decíamos, cold treatment es un proceso térmico que se utiliza para evitar la proliferación de plagas en la naranja como por ejemplo Thaumatotibia leucotreta. Aunque también ha sido utilizado tradicionalmente en España para eliminar la mosca de la fruta o Ceratitis capitata, con el objetivo de poder exportar frutas a otros países.

Mediante la bajada de las temperaturas se consigue inhibir la presencia de dichas plagas. Se utilizan temperaturas de refrigeración en una fase inicial, concretamente unos 5ºC en origen dentro del mismo puerto de salida. Posteriormente, la temperatura debe bajar entre los -1 y 2 ºC durante 25 días.

Para 2023, la Comisión Europea permitirá elegir entre dos vertientes de cold treatment en el caso de las naranjas. Bien un cold treatment de entre -1 y 0 grados durante 16 días o por el contrario otro tratamiento de cold treatment en naranjas entre -1 y 2 grados durante 20 días. Para asegurar esto se utilizan sondas de temperatura que acrediten el adecuado cumplimiento de la norma en las propias aduanas y muelles de carga.

Temperatura y tiempo son la clave

Sin embargo, no existe un único método de cold treatment, sino que las temperaturas y tiempos de enfriamiento deben ajustarse a los requisitos solicitados por cada país que importe las frutas. Por ejemplo, estos son los requisitos habituales que piden algunos países donde se exportan cítricos y fruta de hueso española:

  • Australia: 10-16 días entre 0-2ºC
  • E.E. U.U.: 14-18 días entre 1-2ºC
  • China: 14-21 días entre 1-2ºC
  • Corea del Sur: 17 días a 2ºC

Por lo demás, existen algunos detalles importantes que debemos tener en cuenta a la hora de aplicar correctamente cold treatment en alimentación. Previamente, es obligatorio realizar un proceso de pre-enfriamiento durante unas 48 horas para asegurar la temperatura adecuada de los productos. Por otro lado, para vigilar la correcta aplicación del cold treatment deben utilizarse 3 sondas que recogen la temperatura interna del fruto en diferentes partes del contenedor.

No dejes cabos sueltos para medir la trazabilidad alimentaria de tu empresa, sobre todo si te dedicas a importar o exportar frutas y hortalizas a otros países. Contar con un software de gestión de calidad basado en blockchain, como es el caso de Trazable, ofrece mayores garantías para asegurar la trazabilidad e inocuidad alimentaria.

Scroll al inicio