Blockchain y la industria alimentaria

Tiempo de lectura: 6 mins

blockchain connected world

Blockchain representa una disrupción en el manejo de la información. En su expresión más sencilla, se trata de un registro distribuido, en el que se almacenan datos relativos a la creación e intercambio de activos digitales. Es una tecnología que ha venido a revolucionar la manera en la que intercambiamos activos digitales.

Tabla de contenidos:

La información en la transición tecnológica

Se lee mucho sobre la Industria 4.0 y la transición tecnológica que deben de llevar a cabo las empresas. Sin embargo, si analizamos los términos que se asocian con esta revolución (Big Data, IoT, Blockchain, etc.) todos tienen por objeto resolver lo siguiente:

  • Cuánta información se puede registrar y de qué tipo puede ser.
  • Cómo se puede transmitir y almacenar.
  • Qué tipo de explotación de los datos se puede hacer.
  • Cómo se establece el ciclo de aprendizaje, de planificación de las operaciones y de prevención de fallos.

La capacidad de recoger, almacenar y tratar información relativa a sus procesos productivos es una herramienta que ofrece la ventaja estratégica de conocer, en cada momento, qué nivel de desempeño se ha alcanzado en cuanto a uso de recursos, costes, ventas, etcétera.

En algunos sectores, como es el caso de la industria alimentaria, la conservación y la capacidad de recuperación de los datos de la cadena de suministro son, además, un requisito legal.

Blockchain para principiantes

Blockchain es una tecnología de almacenamiento de la información que rompe con los sistemas habituales. Los servicios de almacenamiento de información tradicionales se basan en que los datos se cargan y se almacenan en un dispositivo. En términos generales, se puede decir que hay un sólo punto, o unos pocos puntos, donde se guarda toda la información digital y los usuarios acceden a ese único punto para gestionar sus datos.

En una plataforma Blockchain no hay un punto central que sea origen y destino del tráfico de información. En blockchain los paquetes (o bloques) de datos de cada usuario se comparten entre todos los miembros de la plataforma. Según se configure la plataforma, ésta puede ser pública, semiprivada o privada, lo que afecta a los permisos de los usuarios para acceder y tratar parte o la totalidad de la información de todos los bloques.

Integridad de los datos en blockchain

Una vez que un dato se ha subido a blockchain es virtualmente imposible de modificar sin que ello alerte al resto de miembros de la cadena. Esto caracteriza a la información contenida en la plataforma como inalterable. De modo que cualquier dato almacenado en la plataforma tiene una integridad inviolable.

Los registros no se pueden ver comprometidos ante la vulneración de un solo bloque, debido a que el resto de bloques comparten paquetes de la misma información. Es decir, el resto de bloques, dan garantía de que la información no se ha modificado, a modo de garantes y testigos. Una vez se sube un dato a una plataforma blockchain, éste queda protegido y no se puede modificar sin alertar al resto de la red.

Todos los operadores de la cadena de suministro de alimentos están obligados a mantener la trazabilidad de sus productos, es decir, a conservar los datos necesarios como para poder rastrear fehacientemente:

  • Dónde van sus productos en el caso de los productores primarios.
  • Para los transformadores y envasadores: De dónde proceden los ingredientes y productos auxiliares, en qué lotes se emplean y a dónde se distribuyen.
  • De dónde proceden los lotes de productos que se comercializan.

La trazabilidad en la cadena alimentaria es una de las puntas de lanza de todo sistema de gestión de la inocuidad de los alimentos. El modo en que productor, fabricante y distribuidor enlacen sus datos establece una gran diferencia en las posibilidades de trazar de forma efectiva un lote determinado.

food industry

Fiabilidad de la información

No se puede infravalorar la relevancia de la integridad de los datos empleados para la trazabilidad. Con blockchain una vez se sube un registro a la plataforma, éste ya forma parte de todos los elementos que toman parte en ella y, por lo tanto, no es posible alterarlo de forma unilateral.

Además con TRAZABLE también se hace frente al factor humano, que puede cometer un error al registrar los datos. TRAZABLE facilita la captura la información relevante del sistema del cliente y la introduce en la plataforma integrando las herramientas de los operadores.

La calidad y la veracidad de la información tratada es el factor que diferencia la capacidad de poder evitar que un producto no inocuo salga al mercado. El tener que hacer una retirada completa de una serie de lotes, con su consecuente información a las autoridades y al consumidor tiene una serie de efectos inmediatos:

  • El perjuicio para la imagen de la empresa, tanto para el cliente como para el consumidor final.
  • El coste económico que supone la retirada misma en cuanto a servicios logísticos.
  • El tratamiento de los productos retirados como residuo por parte de un gestor autorizado.

Rapidez en la respuesta ante emergencias

La trazabilidad real y efectiva tiene que ser capaz de vencer, principalmente, dos obstáculos asociados con la forma en que se accede a la información:

  • La heterogeneidad en la codificación a lo largo de toda la cadena de suministro.
  • La compatibilidad de los soportes empleados para almacenar y tratar la información.

Estos dos factores son los que van a condicionar la capacidad de respuesta que en la mayoría de casos se cuenta por horas. Con la integración de datos en el blockchain de TRAZABLE se puede obtener toda la trazabilidad de un producto en sólo algunos segundos. El margen de tiempo que se tarde en identificar un lote o grupo de lotes no conformes puede suponer la diferencia entre una experiencia anecdótica y un problema grave con afectaciones a la salud pública.

Integridad alimentaria

Tanto las políticas públicas como los estándares privados están inmersos en hallar métodos para prevenir y, sobretodo, detectar el fraude en el sector de la alimentación y las bebidas. Por una parte se debe al riesgo (y al coste) que representa para la salud pública y, por otro lado por la pérdida de millones de euros que supone para el sector de la alimentación.

Cuando proveedores, fabricantes, distribuidores y minoristas forman parte activa de una plataforma como TRAZABLE, es virtualmente imposible que se produzca un fraude alimentario a lo largo de dicha cadena de suministro.

Al tener controlada la cadena de suministro con blockchain la trazabilidad de un producto adquiere un rango de autoridad tal que permite a clientes y consumidores establecer relaciones duraderas y de confianza mútua.

Transparencia

En el contexto del blockchain, aplicado a las relaciones B2B, la capacidad de suministrar información veraz de forma inmediata un valor añadido. Sin embargo esto no significa que los usuarios de la plataforma deban exponer abiertamente la totalidad de sus datos, sino todo lo contrario.

TRAZABLE ha fundamentado su plataforma blockchain en la protección de los datos de todos y cada uno de los clientes, de modo que cada miembro sólo puede acceder y visualizar los datos acordados previamente por los usuarios y que afectan al propósito unívoco de establecer la trazabilidad de un producto determinado.

Proactividad empresarial, mitigación del fraude y Blockchain

Los consumidores cada vez están más concienciados y tienen en cuenta más criterios y más variados a la hora de hacer la compra. En la toma de decisión crece la preocupación por saber cómo se producen los alimentos, cuál es su origen y cómo  las empresas contribuyen a mejorar su entorno en todos los sentidos.

El modo en que los productores se comunican con sus clientes va a seguir evolucionando e incorporando todas aquellas consideraciones que aportan valor añadido a un producto.

TRAZABLE pone a disposición de las empresas una aplicación con la que poder ofrecer información valiosa para los consumidores, relativa a la trazabilidad de los alimentos. Que permite diferenciar el producto del de la competencia a través de la transparencia.

En este sentido, la proactividad para con los clientes y consumidores se entiende como la voluntad de una organización de ofrecer información de valor antes de que el usuario se dé cuenta de que la quiere o la necesita. De este modo, la cadena alimentaria es capaz de ofrecer una imagen clara y real de transparencia lo que contribuye a aumentar la percepción positiva por parte de todos los actores implicados, ya sean clientes, consumidores o autoridades.

Si te ha gustado no olvides compartir:

[kkstarratings]
Cerrar menú