International Featured Standards (IFS) publica una herramienta para que los operadores puedan evaluar su propia vulnerabilidad y luchar activamente contra ante el fraude alimentario: Product Integrity Assessment. Esto permitirá contribuir a garantizar la integridad de toda la cadena alimentaria favoreciendo al consumidor final.

Product Integrity Assessment o cómo IFS lucha contra el fraude alimentario

El fraude alimentario y la vulnerabilidad de la cadena alimentaria son preocupaciones mayores para los operadores alimentarios. Y cada vez con más frecuencia los consumidores se preguntan cómo de fiable es la información del etiquetado en cuanto a los valores añadidos de un producto: ecológico, denominación de origen, etc.

En TRAZABLE sabemos que la fiabilidad de la información relativa al origen o a la composición de un producto es un aspecto más dentro de la seguridad alimentaria. Puedes leer más sobre Seguridad, confianza y fraude alimentario AQUÍ.

Un estándar sin certificado

El PIA es una herramienta de harmonización, y esto es algo que deja muy claro IFS en su página web, donde señala que en ningún caso es un nuevo estándar:

  • No tiene voluntad de multiplicar las actividades de auditoría.
  • Es una metodología de evaluación del riesgo, pero no está asociada a ninguna certificación por sí misma.
  • Es compatible con los estándares IFS que incorporan requisitos para prevenir el fraude: IFS Logistics Version 2.2, IFS Food Version 6.1 y con IFS PACsecure Version 1.1.

IFS evalúa la vulnerabilidad en la lucha contra el fraude alimentario

Product Integrity Assessment parte de la necesidad de realizar una revisión documentada sobre el análisis y la vulnerabilidad al riesgo. Pretende determinar una escala sistematizada común para evaluar la susceptibilidad al fraude de un producto en concreto.

Los criterios para la evaluación del riesgo de fraude

Para IFS los criterios que se deben utilizar para evaluar el fraude son los siguientes:

  • Historial de los incidentes de fraude para un producto en concreto.
  • Factores económicos que hacen que un producto premium pueda ser más «apetecible» para los promotores de prácticas engañosas.
  • Facilidad para la sustitución o alteración fraudulenta intencionada.
  • La complejidad de la cadena de suministro.
  • Las medidas de control preexistentes.
  • La confianza en las relaciones B2B.

Pasos para evaluar el riesgo

Fuente: IFS Standards Product Fraud. Guides for implementation.

La metodología parte, como en la realización de un APPCC en la creación de un Grupo de evaluación del riesgo.

En la figura se observa cómo se desarrolla un esquema de análisis de riesgos básico, donde se lleva a cabo:

  • La identificación del riesgo.
  • La evaluación del riesgo.
  • El plan de respuesta al riesgo.
  • La implementación de controles, análisis y medidas de seguimiento.
  • Y finalmente la revisión de los resultados obtenidos.

Cómo se establece la vulnerabilidad de un producto

IFS propone la definición de una puntuación estandarizada. Esto facilita que, desde el consumidor hasta el operador, pasando por el minorista, se emplee una misma valoración harmonizada para cuantificar la vulnerabilidad de un producto.

Fuente: IFS Standards Product Fraud. Guides for implementation.

A este respecto IFS define una matriz de evaluación de doble entrada, similar a las empleadas en otros tipos de evaluaciones o caracterizaciones de riesgos o de peligros. La ventaja es que, al harmonizar los mismos elementos o criterios de entrada, las puntuaciones obtenidas son comparables y equiparables entre distintos operadores y/o productos. Este hecho permite unificar las evaluaciones y asimilarlas entre distintas cadenas para un mismo producto, por ejemplo.

En PIA se evalúa por un lado la probabilidad de ocurrencia de un acto de fraude, y por otro lado se puntúa la probabilidad de que se detecte dicho fraude antes de liberar el producto.

En esta evaluación, tal y como está definica, el peor de los casos es aquel en el que la probabilidad de que ocurra el fraude es muy probable y, por contra, la probabilidad de detección es poco o nada probable. Estos dos extremos serían los que definirían un producto extremadamente vulnerable al fraude alimentario.

Cómo incide TRAZABLE en la evaluación de la vulnerabilidad al fraude

Entre las medidas preventivas para reducir la vulnerabilidad de un producto nuestra plataforma Blockchain es una herramienta equiparable a pocas:

Reduce el factor de vulnerabilidad en cadenas complejas

Es especialmente eficaz en cadenas de suministro complejas, ya que permite interconectar todos los elementos de entrada y de salida de una cadena automáticamente. Gracias a la plataforma de TRAZABLE se puede identificar todos los destinos de un lote en concreto, partiendo de uno sólo de sus ingredientes o del envase empleado.

Asimismo es posible hacer el camino inverso y seguir la historia de un lote determinado hasta dar con el punto o etapa de la cadena donde se ha producido el fraude.TRAZABLE, basado en blockchain, permite identificar fehacientemente el origen de la alteración

Blockchain es una medida de control altamente fiable

Blockchain es, en sí mismo, una medida de control. El registro de las operaciones de toda la cadena en un mismo lugar, permite establecer reglas y balances que, de romperse, hagan saltar las alarmas en toda la cadena. Esto tiene la capacidad de evitar la eventual salida de un producto alterado al mercado, ahorrando trámites y pérdidas al productor.

Aumenta la transparencia en las relaciones B2B

Nuestra plataforma registra los datos de toda la cadena de suministro establecida por el cliente, y lo hace de modo automático. Es decir, trabajamos con toda la cadena de valor para integrar la subida de datos digitalizados a nuestra plataforma. Esto reduce el error humano, facilita las relaciones comerciales y aumenta la transparencia.

En TRAZABLE te ayudamos a generar transparencia y mejorar la trazabilidad de toda tu cadena de valor gracias a nuestra plataforma BLOCKCHAIN.

Deja un comentario

Cerrar menú